¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

25 de junio de 2016

El silencio masónico


Una de las primeras lecciones que un iniciado recibe al ingresar a la orden masónica es precisamente la relacionada con el silencio. Se trata de una cuestión sumamente importante en la formación del aprendiz ya que determina el camino que a partir de ese momento enfrentará dentro de la masonería. En el Blog del Masón hablaremos sobre este tema el día de hoy, gracias por leer.

La masonería es, como hemos dicho, una asociación de carácter discreto que reúne personas de todas las religiones, orientaciones políticas, países, colores de piel, etc. Y dentro de sus filas se pueden encontrar valiosos miembros de la sociedad que ayudan al desarrollo de la comunidad desde sus trincheras. Pero hay algo que nos caracteriza a todos los masones (idealmente) es la necesidad y la obligación de guardar silencio. Se trata de una particularidad que se exige dentro de los templos masónicos y que constituye una de las enseñanzas más importantes del primer grado. En este artículo lo vamos a dividir en varias subcategorías para ayudarte a entenderlo:

El silencio en Logia

En Logia se debe guardar un absoluto silencio durante el desarrollo de las sesiones o trabajos. Es por una cuestión de cortesía al uso de la palabra de los demás miembros del grupo y además por una obediencia a la figura que representa en ese momento el poder de la Logia (el Venerable Maestro). Además, tiene un significado más profundo que trataremos de explicar más adelante.

El Silencio respecto de lo visto y escuchado en Logia

Se suele relacionar este silencio con no revelar jamás ninguno de los secretos que la orden masónica tiene, y antes de que los fanáticos se vayan a mi garganta les hago la aclaración, no sabemos quién mató a kennedy, donde está el área 52 ni sabemos cuando es el día del juicio. Los secretos que la masonería brinda son más de corte operativo e introspectivo. Yo por ejemplo he llegado a entender que el gran secreto de la masonería se encuentra dentro de cada hermano y que lo encontrará únicamente explorando en su ser, no es lo mismo que yo encontraré a lo que encontrará el ciudadano Uruguayo viviendo en Georgia, USA. que busca entrar a la orden masónica.

Volviendo al tema, el silencio que se debe procurar al salir de los trabajos masónicos va relacionado también con el misticismo que envuelve a la orden y que en gran medida ha permitido que siga funcionando hasta nuestros días ya que como lo hemos mencionado en este blog, la masonería también fue perseguida por algunas asociaciones que buscaban eliminarla por fanatismos poco fundados y especulaciones tontas, incluso porque la masonería tiene ideales que incluso hoy en día son difíciles de entender para quienes no creen en las libertades como forma de vida. En otras palabras, hay que ser discretos sobre lo que decimos y a quién se lo decimos.

El silencio respecto de lo que sabemos de nuestros hermanos.

Sí, está mal publicar imágenes de nuestras sesiones en perfiles públicos de FB o incluso en grupos supuestamente cerrados o únicamente de masones, lo cierto es que uno puede poner hasta en peligro la integridad de nuestros miembros precisamente por lo mencionado en el punto anterior y les voy a poner un ejemplo. Yo mismo fui víctima de un hermano indiscreto hace tiempo, se le hizo fácil compartir una imagen mía en una sesión en su perfil público de FB, eso me acarreó muchos mensajes preguntándome si soy masón, la mayoría de parte de personas que conozco y a las que no tengo mayor empacho de decir la verdad, sin embargo llegó a ojos de mi jefe en ese momento, quien para mi desfortuna era miembro de una iglesia muy conservadora y decidió retirarme del puesto de trabajo. Situación que me molestó mucho y no sólo por el hermano inconsciente, sino por la falta de información y de ignorancia de parte de mi jefe en ese momento. La sociedad latinoamericana y en específico la mexicana, no está lista para aceptar que habemos personas con distintas formas de ver la vida, en ese sentido les insto a ser discretos en revelar imágenes en FB, ya dejen ustedes el hecho de los signos que pudieran verse, eso es público, dejen de hacerlo por la integridad de sus hermanos y hermanas.

El silencio como ideal iniciático

La masonería también es una escuela de pensamiento que tiene carácter iniciático y que busca que sus miembros vivan vidas apegadas a preceptos éticos y morales, esto sólo es posible guardando silencio. Una de las corrientes orientales más aceptadas respecto del silencio es que se debe mantener acallada la mente para poder entender e interiorizar las ideas que se nos comparten, de otro modo no sería posible comprender ninguna de las enseñanzas y preceptos que la orden tiene para ofrecernos, una mente llena de ideas, una mente inmersa en el caos no permite que el conocimiento se manifieste y en otras palabras un jarro lleno no permite más líquido en su interior, así es la mente humana, debe permanecer en silencio o de otro modo se creará únicamente CAOS.

El silencio entendido como sumisión

Algo que debemos entender sobre todo los maestros masones es que no se trata de andar por la vida callando aprendices con el argumento de "eres aprendiz, guarda silencio" es estúpido y contraproducente, me atrevería a decir que es antipedagógico ya que la llave del conocimiento es precisamente la duda y la pregunta. Así que no señores, el silencio no se trata de no decir nada, se trata de ser prudentes con lo que sale de nuestras bocas, no de ser sumisos y admitir todo lo que se nos dice aunque a nuestros ojos pueda resultar una injusticia. Hagan uso del don de la palabra cuando sea sabio hacerlo y por piedad no abusen en el uso de la voz... Es molesto.

En conclusión, la masonería nos brinda muchas herramientas para comprender, para cambiar el mundo para mejorar nuestras vidas y las de nuestros semejantes, pero debemos usarlas con prudencia porque de otro modo no funcionará nada de lo que hagamos, seguiremos siendo necios que hablan por hablar, personas con un sentido del respeto a los demás muy limitado y nadie nos tomará en serio. También debemos procurar no mencionar la pertenencia de nuestros hermanos y hermanas a la orden masónica, a menos que ellos nos den su aprobación. Yo sé que puede ser tedioso y que a sus ojos puede resultar innecesario pero háganlo y verán un cambio, sean celosos de lo que comparten, sino ¿qué caso tiene?

Así hemos llegado al final de otro artículo en El Blog del Masón y les tengo algunas noticias. Si no se han dado cuenta ya tenemos tienda aquí en la página gracias a Amazon. Hemos añadido algunos artículos que pueden ser de gran interés para ustedes, sobre todo los libros que se ven de buena calidad y bastante económicos, pueden ingresar a la tienda desde este enlace: Tienda Masónica. También les cuento que ya tenemos página en Facebook, se llama del mismo modo y pueden ingresar desde este enlace: El Blog del Masón, si hacen like en la página automáticamente recibirán las actualizaciones del blog en su barra de noticias, recuerden que subimos artículos nuevos todos los días. Les agradezco mucho la confianza al contactarme por medio del formulario de contacto del blog o por inbox en Facebook, es un placer ayudarlos en su camino por la orden, disculpen si no respondo a todos pero me escriben bastante al día y prefiero abarcar poco y apretar mucho como decimos en México. Un saludo a mis amigos en Estados Unidos y Uruguay. No olviden seguirnos en nuestras redes sociales y compartir este y otros artículos con sus amigos.

Maestro Masón.