¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

15 de junio de 2016

La masonería femenina

masonas
Seguramente has leído que la masonería es únicamente para hombres, esto es parcialmente correcto, pero existen otras maneras de practicar la masonería en las que están involucradas las damas. Aquí te explicaremos quienes son las masonas. La masonería como institución surge en la ciudad de Londres, Inglaterra en el año 1717, en una sociedad que estaba atravesando una serie de transformaciones sociales una de las más importantes la revolución industrial. El cambio de la mano de obra tradicional a la mecanización de procesos, la explosión económica, industrial y laboral eran el "pan de cada día". 


Ojo, el origen de la masonería como escuela de pensamiento filosófico e iniciático es casi imposible de rastrear, al menos con certeza. También hay que establecer que ya había logias antes de 1717 sin embargo es hasta esa fecha cuando las principales Logias de la Ciudad de Londres, Inglaterra se "juntan" para crear lo que fuera la Gran Logia de Londres, hoy la United Grand Lodge of England o la Gran Logia Madre, así que no me linchen, esto es sólo para efectos prácticos y para contextualizar respecto del tema de las damas en la orden.

> Antes de seguir debo hacer la aclaración, mi esposa es parte de una Logia femenina, de hecho la conocí en un templo masónico en lo que llamamos "tenida blanca" (sesión abierta a profanos) por lo que mi respeto por esa parte de la orden es patente y mi amor por la mujer que me acompaña es enorme, aclaro esto porque los datos que se brindan a continuación son reales pero sin ánimo de ofender, te recomiendo leer toda la publicación. <

Volviendo al tema, la masonería como institución surge entre los siglos XVII y XVIII en Inglaterra en una sociedad que enfrentaba no sólo los cambios propios de la revolución industrial, sino que enfrentaba una transformación que hasta el día de hoy tenemos presente, la creación de la llamada "clase media" lo que sin duda trajo consigo el cambio de ideas y el despertar de mentes. Esto aunado a la consolidación de la fuerza naval inglesa, brindó lo que le hacía falta a la creciente sociedad inglesa, hegemonía, sentido de pertenencia, soberanía y hasta superioridad básicamente en el siglo XVIII se creó lo que sería el Imperio de la Gran Bretaña.

Y se preguntarán ¿Qué tiene que ver esto con la masonería femenina?


TODO. Para comprender por qué la masonería femenina no estaba considerada o no pasaba por la cabeza de ningún masón de la época hay que entender primero el contexto en el que se desarrolló esta sociedad. Debemos recordar que la mujer era considerada poco menos que una mano de obra barata y destinada a las labores del hogar (como en algunos países en la actualidad), no tenían derecho al voto y mucho menos para salir de su casa una vez por semana para reunirse a trabajar masonería. La mujer en la Inglaterra del siglo XVIII era considerada una propiedad, si una mujer deseaba salir de casa primero debía pedir autorización a su esposo, era poco más que un objeto para procrear.


Con este pequeño contexto ya no es tan sorprendente que la masonería femenina no fuera siquiera concebida en una sociedad tan cerrada ¿verdad?. Y claro, imagino que ya estás pensando, si eso fue en el siglo XVIII ¿qué sucede hoy en el siglo XXI en una sociedad cada vez más inclusiva y tolerante? pues la respuesta es complicada. La masonería atraviesa por un proceso de transformación constante en muchos aspectos, ya no es una sociedad completamente secreta por ejemplo, hoy en día se trata de una asociación discreta y con tintes públicos dependiendo de la jurisdicción de que se trate. Pero sigue pendiente el renglón de las damas y su inclusión en la masonería regular (aquella reconocida por la United Grand Lodge of England). 

La masonería inglesa es la que mantiene la patente de la regularidad en el mundo, es la que dicta las directrices de lo que constituye a la orden con "todas las de la ley". En este sentido, la UGLE no ha determinado (hasta la fecha de publicación de este post) que la masonería femenina sea regular. Por otra parte los ingleses no son tan necios como para ignorar la realidad, ellos reconocen que existen grandes logias femeninas "separadas" (manera elegante de decir 'no regulares') por lo que el camino para el reconocimiento no parece algo descabellado, pero no en este momento. Ahora bien, no es una cuestión privada de Inglaterra, en el mundo se ha tenido un rechazo histórico por la inclusión de las mujeres en los espacios públicos, civiles, políticos y sociales, es decir, tampoco es único de la institución masónica, en latinoamérica por ejemplo la masonería femenina no tiene mucho tiempo de existencia, aproximadamente 90 años desde que las primeras logias femeninas fueron fundadas en el territorio, es más reciente el derecho a votar por ejemplo. Ya para ir cerrando el post debo decir que también hay organizaciones paramasónicas reconocidas por la masonería regular en donde las damas tienen un lugar para practicar las enseñanzas y los principios que la orden enseña sin tener que practicar propiamente la masonería, un ejemplo de esto son la Order of the Eastern Star (OES) las Rainbow Girls, las Job's Daughters, las hijas de la acacia, entre otras, si en tu país hay alguna de estas organizaciones y eres una dama valdría la pena informarse sobre el trabajo que realizan. Vale la pena señalar que estas organizaciones no son masonería pero sí son auspiciadas por ésta y en la mayor parte de ellas es requisito que un maestro masón esté presente en sus trabajos para darles validez, algo similar a lo que sucede con la A.J.E.F.

En conclusión, la masonería femenina existe, está presente en casi todas las ciudades en donde exista la masonería masculina, su existencia responde al ánimo del humano por conocer, las mujeres como los hombres tenemos esa necesidad constante por explorar y en ese ánimo es que la masonería femenina existe. Lamentablemente no poseen la regularidad masónica otorgada por la UGLE, sino que responden a una regularidad que llamaremos "local". es Importante decir que NO es malo pertenecer a una Logia femenina, simplemente son jurisdicciones distintas y ya en su momento tocaremos el tema de cuando estos mundos se juntan en la masonería mixta. Como puedes ver, la masonería tiene bastantes matices y no nada más es el mundo de especulación y mitos que normalmente se piensa, también hay problemas de organización y de administración. También es común que los masones (hombres) tengan cierta resistencia a aceptar el hecho de que las masonas existen, que igual que ellos trabajan en logias, portan mandiles masónicos e incluso algunas ostentan mayores grados masónicos que ellos. Quizás vaya más por el asunto del machismo que de cualquier otra cosa, sin embargo hay que reconocer que existen grandes mujeres que han trabajado en bien de la orden masónica dentro y fuera de ella.

Espero que este artículo haya sido de ayuda para tí y que sigas frecuentando este tu blog, en verdad les agradezco las muestras de cariño que han tenido conmigo en este proyecto, es sorprendente que ya tengamos visitas diarias superiores a los 600 visitantes y lo es más que provengan de todo el continente americano y hasta de países como Irlanda (sí, Irlanda). El trabajo se hace con mucha dedicación y por amor a la humanidad.

No olvides suscribirte al blog, en la parte superior derecha hay un campo para llenar con tu correo electrónico, no olvides confirmar el correo (revisa la carpeta de no deseado también) para que recibas las actualizaciones del blog de manera constante y no te pierdas nada del fascinante mundo de la masonería. Saludos.

Maestro Masón.