¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

14 de junio de 2016

¿Cómo ser masón?

logia masónica


Llegaste hasta este blog por curiosidad, por interés o quizás por una simple razón: te gustaría ser masón. Entonces debes saber algunos pormenores antes de iniciar tu camino por una de las sociedades "secretas" (actualmente discretas) más difundida en el mundo.

La masonería entendida como institución es una escuela filosófica, moral, ética, espiritual y fraternal, para más información visita nuestra publicación sobre ¿Qué es la masonería?.


Una vez sabedor de lo que es y lo que no es la orden masónica surgen una serie de interrogantes como: ¿Qué es una logia masónica? ¿Qué hacen los masones? ¿Quiénes son los masones? ¿Qué significan los símbolos masones? ¿Por qué algunos masones usan anillos? ¿Qué son los grados masónicos? ¿La masonería es una religión? ¿Se dan saludos masonicos secretos? ¿En qué creen los masones? y la más importante ¿Quiero ser masón? La respuesta yace en cada persona, sin embargo yo recomendaría sumarle esta otra pregunta: ¿Para qué quiero ser masón? Y es simple, hay miles de personas en el mundo que se sienten atraídos por el misticismo que la propia orden encierra, sin embargo son pocos los que desean integrarse a la misma con un hambre de conocimiento, de perfeccionamiento humano y sobre todo con el ánimo de trabajar por el bien personal y de la humanidad. Sí, los masones no solamente nos dedicamos a asistir una vez a la semana a la Logia a discutir temas de interés filosófico y moral. También tenemos la tarea y la obligación de perfeccionar nuestra persona y el entorno que nos rodea.

Eso suena a mucho trabajo

Sí, es una cuestión que en buena medida consume parte de nuestro tiempo, la investigación en libros, rituales, documentos de interés, páginas web consume tiempo y esfuerzo, ¿y para qué? para hacer de nosotros una bella obra. Más allá del ideal masónico de convertir la piedra en bruto en una piedra pulimentada, el masón tiene como obligación ser un ciudadano ejemplar. Algunos de los miembros de la orden incluso, influyen en su sociedad para impulsar cambios o movimientos sociales (por eso el mito de que la masonería ha impulsado los cambios sociales).

¿Y yo qué gano?

Tampoco es difícil de responder. La masonería ofrece para sus miembros un ambiente de fraternidad, un espacio para el debate de las ideas y un lugar donde la igualdad y la libertad de expresión reinan por sobre todo lo demás. En el mundo profano (así se le conoce al mundo no masónico) encontramos estratos sociales, puestos de trabajo, gente pobre, gente posicionada, en fin, etiquetas. Dentro de una Logia todos somos hermanos, sin importar el rol que juguemos en una sesión o en la estructura orgánica de nuestra Logia, ninguno es más que el resto y siempre deberá reinar la humildad de parte del maestro masón más experimentado y el respeto de parte del aprendiz más nuevo. Sin embargo el beneficio más importante es el de vivir entre hermanos, formar parte de una fraternidad es sin duda una de las mejores experiencias que un individuo puede experimentar y le da al iniciado la tranquilidad de que si pasa por una dificultad, siempre habrá un hermano presto a ayudarle.

Todo muy bien pero... ¿Y yo qué tengo que dar?

La masonería exige de sus miembros voluntad. En sentido más amplio deberás estar presto para acudir a Logia una vez por semana o las veces que por acuerdo del taller sean necesarias, deberás cumplir los los reglamentos que el ritual y la constitución de la Gran Logia (hablaremos sobre qué es la Gran Logia después) te exijan y deberás cumplir con una cuota de pertenencia y aquí hay que hacer una especificación. Como cualquier organización humana, la masonería necesita dinero para funcionar, cuestiones administrativas, papelería, pago de cuentas (luz, agua, teléfono) y los enseres que la Logia te pueda o quiera proporcionar. Esta cuota es particular de cada Logia y de cada jurisdicción masónica, si quieres saber de cuánto es en tu localidad, te recomiendo visitar la Logia a la que pretender ingresar y solicitar informes.

Entonces, ¿yo puedo solicitar ingreso o me tienen que invitar?

Existe la creencia popular de que para ingresar a la masonería es necesaria la invitación de uno de sus miembros, sin embargo esto responde a una cuestión histórica y ya no es práctico, hoy por hoy cualquier ciudadano mayor de edad que crea en un ser supremo puede solicitar ingresar a la orden.

¿Qué requisitos debo cubrir?

Debes ser un hombre mayor de edad, con solvencia económica, con domicilio en la ciudad donde resida la logia en cuestión, estar en pleno goce de derechos y de facultades mentales, debes creer en dios y debes tener una forma honesta de vivir (nada del otro mundo).

¿Y si soy mujer?

Ya tocaremos el tema de las damas en alguna ocasión, sin embargo puedo adelantar que la masonería "regular" (no entraremos en lo que es regular e irregular ahora mismo) no alberga a logias femeninas ni logias mixtas, sin embargo existen logias femeninas que trabajan por su cuenta a pesar de no estar reconocidas por los cuerpos masónicos regulares, valdría la pena acercarse a ellas para obtener más información. Sin embargo hay algunos avances en este sentido, la United Grand Lodge of England reconoce que existen estos cuerpos a pesar de que no son regulares UGLE Frequently Asked Questions

¿Si soy miembro de una iglesia, puedo ser masón?

Sí, la masonería no pone restricción de credo a sus miembros, el que pretenda ser masón sólo necesita creer en un ser supremo, no importa el nombre de este. También permite que sus miembros no pertenezcan a ninguna religión siempre y cuando manifiesten creer en algún ser superior. Sin embargo vale la pena aclarar que algunas religiones prohíben a sus miembros pertenecer a la orden masónica (por sus propias razones) por lo que valdría la pena corroborar la situación con tu iglesia antes de proceder o si no tienes problema alguno la masonería te recibe con los brazos abiertos. Recordando que la masonería NO es una religión ni pretende suplir a alguna.

Todo bien, entonces ¿Dónde me registro?

Hay logias masónicas en casi todas las ciudades del mundo, es cuestión de buscar en internet, en redes sociales o de ser observador en la calle, si eres de México y deseas ayuda puedes escribirme y con gusto te ayudaré a encontrar una Logia cerca de tu localidad.

Hasta aquí con la publicación de hoy, les agradezco por sus visitas, el sitio está en crecimiento como pueden ver y trato de darle una imagen profesional para que su experiencia en él sea mucho más agradable. Me ayudarías mucho compartiendo el post en tus redes sociales. Un saludo

Maestro Masón.