¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

22 de junio de 2016

Solsticios en la masonería ¿Qué son?


Uno de los eventos más importantes en la fraternidad masónica son los solsticios, pero ¿sólo se celebra ese evento astronómico bianual o se celebran otros sucesos? En El Blog del Masón hablaremos sobre el tema y trataremos de explicar un poco de qué va esto que llamamos "solsticio".

Los solsticios son eventos que ocurren dos veces cada año, usualmente se presentan entre el 20 y el 22 de junio (verano) y el 20 al 23 de diciembre (invierno). Se trata de un suceso astronómico que relaciona directamente al Sol con la tierra en su camino anual a su alrededor. Como dato, el día del solsticio de Verano es considerado el día en el que el sol se pone más tarde, mientras que en el solsticio de invierno sucede al revés. 

¿Qué sucede en el firmamento?

La tierra (como todos los planetas) tiene un eje, este eje le da su inclinación aparente y permite en general que las estaciones del año en los hemisferios sean distintas, los husos horarios en cada punto cardinal, el paso del día y la noche de manera escalonada y además permite eventos astronómicos como el solsticio. Específicamente los solsticios son causados porque el eje de la tierra alcanza su máxima inclinación respecto del sol, esta es aproximadamente 23° 27' en el solsticio de verano la tierra se inclina al lado opuesto del sol permitiendo que más luz solar bañe al hemisferio norte y menos al hemisferio sur, en este momento la tierra ha llegado a lo que se conoce como "sol estático" el sol se queda quieto (aparentemente) en el firmamento terrestre por un periodo de tiempo e incluso pareciera que retrograda o regresa en su carrera diaria, sin embargo esto no es así, ya que el sol no está en movimiento alrededor del la tierra, sino que es ésta la que se mueve por su órbita alrededor del sol, finalmente es un efecto óptico.

A pesar de que se trata de un efecto óptico causado por nuestra posición (desde la tierra) no deja de ser un efecto de enormes dimensiones, lo es tanto que los solsticios a lo largo de las épocas han sido considerados agentes de cambio en las estaciones, detonantes de cambios en la mentalidad de las personas, han cambiado el huso horario de diversas culturas, han establecido calendarios y hasta son considerados momentos de reflexión para algunas culturas. En la masonería por ejemplo los solsticios han sido parte del conjunto de celebraciones masónicas que cada año se llevan a cabo, primordialmente nos recuerdan un momento de transformación, se cree que el francmasón observa en los movimientos astronómicos un comportamiento que bien puede aplicarse a su vida, así como el sol en su carrera aparente del día detiene camino, así el francmasón debe considerar el descanso de sus labores para plantearse volver al trabajo con más energía para enfrentar los retos que le vienen por delante, es una de las celebraciones icónicas de la cultura masónica porque precisamente determinan los cambios en las logias, por ejemplo los solsticios de invierno en algunas jurisdicciones suelen marcar el final de las labores, incluso se llega a considerar la última sesión del año la cena de solsticio.

¿En qué consiste la celebración de una cena de solsticio?

Es muy variada, generalmente cada jurisdicción masónica (y hasta para-masónica) tiene su manera particular de celebrar los solsticios, las hay desde sesiones públicas llamadas "tenidas blancas" en donde se permite llevar a la familia hasta celebraciones "ritualisticas" o cerradas monumentales en donde se reúne toda una potencia masónica o varias en un mismo espacio, en algunos lugares donde la situación económica, política, social o hasta geográfica no lo permite es usual que los hermanos simplemente acudan a un restaurante a cenar con sus seres queridos para conmemorar este bello evento.

¿Qué se hace en una cena de solsticio?

En las sesiones para masones se acostumbra vestir de manera formal y con el atuendo propio de cada grado. Durante la ceremonia se hace un breve recorrido por los distintos astros del cosmos realizando una analogía entre ellos y algunas autoridades tanto civiles como masónicas, al paso de cada uno se dedican unas palabras a manera de brindis dirigidas alternadamente por los oficiales de la Logia (o logias en jurisdicciones más grandes) al finalizar cada intervención se acostumbra dar un sorbo a una copa de vino. Una vez terminado el protocolo se procede a cenar propiamente, las cenas pueden ser de lo más variado, las hay desde sencillos platillos regionales compartidos por cada hermano en la medida de sus posibilidades hasta la contratación de elaborados banquetes que evidentemente dan un realce mayor al evento. 

Antes de seguir me gustaría hacer una pausa, las celebraciones masónicas son sucesos para la reflexión, para plantearnos el camino que debemos seguir a partir de ahora, son más que una vulgar fiesta en la que se acude a beber con los amigos, se trata de un acto solemne y así debe ser tomado. En alguna ocasión me enteré de que en alguna Logia de mi país un hermano murió por abusar del alcohol y eso es lamentable ya que pasar de una fiesta a un velorio de un momento a otro es de lo más triste y desagradable que puede haber, entonces hermanos/as les recomiendo que todo lo que hagan, lo hagan con medida y sin abusar.

Imagen de Juan EvangelistaDicho lo anterior sigamos. Las cenas solsticiales o de solsticio son una manera de conmemorar el evento cósmico que se da a nuestro alrededor, sin embargo existen otras maneras de llevar a cabo estas fiestas bianuales. En las jurisdicciones anglosajonas, principalmente en Estados Unidos e Inglaterra, se suelen tener fiestas relacionadas con los santos patronos de la orden masónica o los famosos santos de nombre Juan, Juan Evangelista y Juan Bautista, en estas cenas no se hace referencia propiamente al evento astronómico que ocurre en el firmamento, pero sí se hace este espacio destinado a la reflexión en la que se insta a los hermanos a continuar en el trabajo con nuevos bríos (en el de verano) y a descansar de las labores realizadas (en el de invierno).

Finalmente debo mencionar que algunas asociaciones para-masónicas como las OES, las hijas de la acacia, entre otras, tienen celebraciones especiales para la época de los solsticios en las que las hermanas y los hermanos conviven con vestimentas blancas con el objetivo de cargar o atraer energía, del modo similar al que se realiza en los centros ceremoniales prehispánicos tanto en los solsticios como en los equinoccios. Al final del día no importa cómo celebren ésta época en tu localidad, lo importante es participar de ella con mucho entusiasmo, con medida y entendiendo el simbolismo que estas fiestas dan.

Hemos llegado al final de otro artículo en El Blog del Masón y quiero agradecerles una vez más por todo el apoyo que he recibido al escribir estos artículos, especialmente a los que me pidieron que escribiera sobre los solsticios (que fueron varios) y que me hacen sentir honrado cuando me dicen que les agrada mi manera de escribir, muchas gracias. Hasta aquí con el artículo de hoy, no sin antes recordarles que pueden enviarme sus comentarios y sugerencias con el Blog del Masón en la sección "Contacto" o escribir en alguno de los artículos donde tengan duda, también les voy a agradecer mucho que nos sigan en Facebook, Twitter y Google + para estar enterados de todas las noticias que vamos subiendo día con día. Feliz solsticio o fiesta de San Juan y nos vemos mañana.

PD: 
El solsticio de verano de este año sucedió el día 20 de junio.

Maestro Masón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario