¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

24 de julio de 2016

¿Qué es la Orden DeMolay?


El día de hoy en El Blog del Masón, destinamos el siguiente artículo para platicar acerca de una asociación para-masónica que tiene presencia en buena parte del mundo y que además juega un papel muy importante en la formación de jóvenes proactivos y útiles para la sociedad, se trata de la Orden DeMolay. Acompáñenos y conozcamos juntos esta fascinante orden parte de la masonería.

Primero, lo primero. Hay que aclarar que el presente artículo no contiene rituales, fragmentos de ellos, palabras sagradas, tocamientos o forma alguna de reconocimiento entre los masones, así que sientete libre de leer ya que se trata de un documento completamente académico.

¡Sin más, comenzamos!

La orden DeMolay es una asociación para-masónica fundada en los Estados Unidos a inicios del siglo XX, surge a raíz de la inquietud de un grupo de muchachos en Kansas, Missouri, EUA y el apoyo de un hermano masón interesado en la formación de jóvenes líderes que se convirtieran en ciudadanos ejemplares. Aquel hermano proactivo fue Frank S. Land quien en enero de 1919 (202 años después de la fundación de la Gran Logia Madre) recibió la llamada del hermano Sam Freet, quien le informó que uno de los miembros de su logia había fallecido y que necesitaba pedirle un favor especial ya que uno de sus hijos necesitaba encontrar empleo para ayudar a su familia. Frank aceptó ya que tenía excelentes referencias del muchacho (y no se equivocaba). Se trataba de Louis Lower, quien a decir de Frank S. Land era uno de los muchachos más agradables que uno podría llegar a conocer. Louis y Frank entablaron una amistad entrañable, al grado de que Frank llegó a considerarle parte de su familia, en alguna ocasión comentó que si tuviera un hijo le gustaría que fuera precisamente como Louis ya que era un excelente deportista y un muchacho con grandes aptitudes de liderazgo.

Corrían los primeros años del siglo XX y la verdad sea dicha se vivían tiempos de incertidumbre para la juventud norteamericana, pues el periodo de máxima convulsión global estaba siendo una realidad. A raíz de una plática interna, Frank decide invitar a Louis a conocer el templo masónico del Rito Escocés (Norteamericano) en el que él trabajaba como Caballero Kadosh (un grado de dicho Rito). Louis era apenas un muchacho y no cubría los requisitos necesarios para ser iniciado en la orden masónica, sin embargo tanto Frank como él, tuvieron una idea que iba a cambiar la manera en la que vemos a la masonería

Pensaron en la creación de un "club" en donde un grupo de jóvenes (9 en sus inicios) se pudieran reunir de manera regular a discutir asuntos en beneficio personal y de su entorno, sin duda era una maravillosa idea para los tiempos que se vivían en aquella época. Así, Fran S. Land k y Louis Lower junto con Ralph Sewell, Elmer Dorsey, Edmund Marshall, Jerome Jacobson, William Steinhilber, Ivan Bentley, Gorman McBride y Clyde Stream decidieron formar el famoso club, aunque la verdad sea dicha, ninguno de los ahí presentes sabía el alcance que su pequeña reunión iba a tener, mucho menos aquel Sam Freet sabía el alcance que su llamada telefónica en enero del 19' iba a tener. 

El nombre "DeMolay"

Cuando el grupo se disponía a iniciar actividades, el joven Louis sugirió que el grupo adoptara un nombre relacionado con la orden masónica por dos motivos, el primero para distinguirse de las otras fraternidades juveniles del momento, recordemos que en los Estados Unidos es usual que existan fraternidades con nombres de letras griegas en las universidades y colegios. El segundo motivo era porque finalmente iban a llevar a cabo sus reuniones en un templo masónico. Así, le pidieron a Frank algunas ideas, recordemos que Frank era un Maestro Masón y miembro del Rito Escocés, por lo que sabía de muchos nombres masónicos que vendrían bien a la organización. Finalmente se acordó el nombre "DeMolay" en honor a Jacques DeMolay, quien fuera Gran Maestre de la Orden de los Caballeros Templarios, en general se adoptaría esta temática para el resto de la asociación. 

El "Boom"

Así, la asociación para-masónica más extendida (hoy en día) en los Estados Unidos veía su fundación con la invitación de 22 jóvenes más de la misma escuela, mismos que fueron instalados en puestos, todos relacionados con las órdenes de caballería, posteriormente fueron creciendo en número hasta alcanzar los 75, a partir de este momento DeMolay ya era una organización con todas las de la ley y estaba dejando de ser un "club" para convertirse efectivamente en una orden. Derivado del gran interés (imaginen pertenecer a este grupo siendo tan joven) deciden abrir la membresía a más miembros pero en grupos separados, esa decisión fue el detonante para que la ahora Orden DeMolay se extendiera no sólo en Missouri, sino en todo el país y más allá de sus fronteras. 

Hoy en día DeMolay tiene presencia en Estados Unidos, Australia, Brasil, Canadá, Filipinas, Aruba, Bolivia, Alemania, Italia, Japón, Paraguay, Perú, Rumania y Uruguay. En México existe una asociación llamada "DeMolay México" aunque lamentablemente se encuentra desconocida por parte de "DeMolay International" al grado que en su sitio web dicen expresamente que está prohibido permitir a miembros de DeMolay México ingresar a sus sesiones, por lo que cortésmente deben pedirles que se retiren o que se regularicen pero bajo su jurisdicción. 

¿Qué hacen?

Es una organización que bien podría asemejarse a la masonería y que en buena medida recoge sus preceptos morales, finalmente en el desarrollo de sus trabajos regulares se encuentra presente un Maestro Masón que funciona como un miembro visor y consultivo pero que no interfiere con el desarrollo de sus actividades de manera coercitiva ni ejecutiva a menos que sea estrictamente necesario.

Sus actividades son de lo más variadas, sobre todo porque son jóvenes entre 12 y 21 años, haciendo una asociación muy dinámica, según la página de DeMolay International trabajan bajo ciertos principios como: Amor a los padres, reverencia (entendida como el respeto a toda creencia religiosa), cortesía, confraternidad, fidelidad, limpieza (de pensamiento, palabra y escritura) y patriotismo. La orden suele estructurarse (dependiendo de la jurisdicción) en  Capítulos, Priorato, Cortes y Preceptorios. 

Además de todo lo anterior, DeMolay International tiene un gran número de actividades mensuales para recaudar fondos a su fundación, con la que realizan diversas actividades en pro de su entorno, haciendo a esta organización socialmente responsable, principalmente con la juventud. También realizan actividades deportivas e integradoras como Cámping, Baloncesto, Atletismo, Fútbol, Rugby, Paintball, Billar, Torneos de música, Torneos de cultura general, Viajes al interior y exterior del país.

Vídeo extraído de Youtube, Propiedad de DeMolay International

¿Cómo pertenecer?

Primero que nada es necesario encontrarse en el rango de edad (entre 12 y 21 años) y vivir en un lugar en donde se encuentre presente la organización, preferentemente de manera regular, tener solvencia moral y creer en un ser supremo, requisitos muy similares a los de otras asociaciones para-masónicas como la A.J.E.F.

Si se cumple con esos requisitos es necesario enviar una forma de aplicación ya sea de manera presencial o virtual (en su página de internet). El proceso de ingreso tiene 3 etapas: 

- Envío de la solicitud
- Aceptación formal: En la que se le hace la invitación al interesado a participar de algunas de las actividades para observar si se logra integrar y si sigue interesado.
- Recepción en DeMolay: Básicamente es la ceremonia de iniciación, a diferencia de otras organizaciones, en DeMolay se le permite ingresar a los familiares a estas ceremonias.

Hemos llegado al fin de este artículo, no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que tenemos tienda en línea y que nos pueden seguir en Facebook, Twitter y Google +
Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo y seguirnos en nuestras redes sociales.

¡Saludos!

Maestro Masón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario