¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

10 de agosto de 2016

Para ser masón, pregúntale a un masón

masón extendiendo la mano

Todos los días leo a personas que buscan ingresar a las filas de la masonería, la gran mayoría lo hacen por curiosidad (y no está mal) sin embargo es necesario comprender que al acceder al número de los francmasones, uno lo hace para toda la vida, es un compromiso personal y colectivo, es entrar a una familia y por eso que el día de hoy en El Blog del Masón, les traemos el siguiente artículo: "Para ser masón, pregúntale a un masón", esperamos que les agrade.

Antes de iniciar debo hacer la aclaración de costumbre: En este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones.

Sin más por añadir, ¡comenzamos!

Aquí estamos, dentro del número de los francmasones, trabajando bajo rituales, bajo disciplina y con comodidad, en fraternidad y con completa familiaridad respecto de los elementos y símbolos que se hallan en el templo, pero no siempre ha sido de este modo. Todos entramos a la Logia por primera vez con un temor bastante fundado, aventurándonos a lo desconocido y con una cantidad de preguntas que aún hoy tenemos vigentes. Ya somos parte de una familia, del número de los francmasones. La cuestión es, cuando llegamos a las puertas de la masonería… ¿Lo hicimos voluntariamente? O encontramos este camino por una “invitación”? Este es un trabajo que busca dejar sembrada una duda sobre si es correcto hacer una invitación a un profano (incluyendo la sutil sugerencia) o si debemos dejar que por su propio pie lleguen hasta nuestros templos.

Responded con franqueza ¿Os presentáis aquí de vuestra propia voluntad sin sugestión interesada ni maliciosos pensamientos?
-         SÍ.

Esto es lo que el recipiendario responde al ser interrogado por el maestro de la Logia durante la ceremonia de iniciación al Primer Grado de la masonería. Y es que no pretendo en ningún caso hacer una crítica destructiva respecto de los métodos empleados por mis hermanos, sino buscar dentro del criterio de los mismos una respuesta a mi inquietud, pues si bien es cierto que una de las formas de perdurar la fraternidad es propagándose, también supone el acto más peligroso y la empresa más riesgosa que inicia una Logia. Admitir nuevos operarios a la orden supone, sin más, transmitirles el primer conocimiento iniciático a la Orden masónica y el primer peldaño de esta carrera de vida. Pero qué pasa si un miembro de la orden (como ya hemos sido testigos algunos) nos falla, o utiliza el nombre de la masonería para actos contrarios a la moral, a la virtud o con otros fines personales. La respuesta podría venir de un: “La constitución es clara en cuanto a sanciones Hermano” o “Tendríamos que tomar medidas”, pero me parece evidente que esa no es la respuesta ni la solución.

Sin duda, existen mecanismos preventivos para evitar que cuestiones de este tipo ocurran. La cuestión es que se lleven a cabo con la oportunidad y el tiempo necesarios, además de la seriedad que estos requieren. Por ejemplo, entrevistas de calidad e investigación del candidato con el tiempo adecuado, no quedarse conforme con el criterio del hermano que propone al candidato y sobre todo no ante poner los intereses personales a los de la Logia en su conjunto. Por otro lado y entrando en el tema, la preocupación surge por sucesos que son del conocimiento de todos. Son sucesos en los que algún “iniciado en masonería” (al cual no se puede llamar Hermano) ha provocado a la institución y al taller así, apelando a las palabras de un Hermano de esta misma Logia, “Debemos aprender de nuestros errores”. De este modo, me puse a la tarea de investigar cómo es el procedimiento de ingreso a la orden masónica en Orientes más antiguos, principalmente en las Logias de los Estados Unidos y llegué a la agradable sorpresa de que no es por medio de una invitación como se logra ingresar a la masonería

Por el contrario, es sabido que algunos hermanos masones principalmente de origen anglosajón tienen muy pegada la frase “Ask to one, to be one” (Pregunta a uno, para ser uno). Entonces se cumple el requisito de llegar por propia voluntad al seno de una Logia masónica y pedir ingresar a la misma, sin presiones externas y con la firme convicción de lo que se busca, lógico es, que corresponderá después a la Logia en cuestión, llevar a cabo la investigación de este profano que busca ingresar, pero siempre tomando en consideración los principios que la propia orden exige para que sea un candidato digno de la Institución. También hay solicitudes de profanos que buscan orientación y que se hacen llegar a las Logias con el uso de herramientas electrónicas como los son páginas web y correos electrónicos institucionales. Esto, además de brindar transparencia y seriedad al proceso de aceptación del candidato, garantiza que la logia tendrá operarios sabedores de a qué institución están pidiendo ingresar y prevenidos de las responsabilidades que conlleva formar parte de nuestro número.

También es evidente que en aquellos lugares, ser francmasón llega a ser considerado incluso de carácter curricular y que no se trata de una institución secreta y en algún punto ni siquiera discreta, pues la gente conoce la ubicación de las Logias masónicas y de las actividades que estas desarrollan en bien de la comunidad y de la humanidad en su conjunto, esto guardando con el debido celo, el secreto de las ceremonias que realizamos. Lo anterior lo menciono porque no debemos vernos como un ente ajeno a las necesidades sociales o como un club de élite o VIP en el que sólo algunos pueden ingresar. Pues si bien es cierto que no cualquiera puede ser masón, cualquiera que sea un hombre mayor de edad, librepensador y con un modo honesto de vivir, SÍ puede pedir ingresar a nuestra institución.


Seamos más los que vivimos la masonería con amor, los que creemos en un ideal REAL de superación personal y colectiva en este templo del conocimiento. No permitamos que sean intereses monetarios los que influyan la toma de decisiones dentro de nuestro taller y mucho menos en cuanto a la aceptación de candidatos se refiere. No caigamos en los vicios del mundo profano y sus organizaciones que sólo buscan lucrar o conseguir afiliados a granel que sólo buscan saber quiénes son los masones. Seamos la institución que debemos ser y que la masonería Veracruzana merece. Tomemos las responsabilidades que nos tocan a cada uno. Hay que recordar nuestros propósitos al ingresar aquí, pues no somos un club social, religioso o político. Somos masones y como tales, debemos honor a la centenaria institución que hoy nos cobija a todos nosotros. Dignifiquemos los talleres desde sus cimientos, con nuevos operarios de calidad, no con portadores de anillos masónicos que sólo van a logia a presumir grados.

Hemos llegado al fin de este artículo, no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que tenemos tienda en línea y que nos pueden seguir en FacebookTwitter y Google +

Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo y seguirnos en nuestras redes sociales.

5 comentarios:

  1. Hola, muy buenas tardes, mi nombre es Mario y me fascinó este artículo. He leído mucho sobre la masonería y comparto muchas de las opiniones vertidas en el texto. A pesar de que la masonería esta muy presente en Chile, no he tenido el privilegio de conocer a un masón, por lo que lamentablemente no he logrado ingresar a las filas de los hermanos masones, a pesar de mis constantes solicitudes formales a través de medios escritos. En realidad me duele que ninguno de mis escritos haya sido respondido, porque si bien es cierto que soy solo un estudiante de medicina, siento que como ser pensante, como librepensador, como ser reflexivo, como persona, puedo llegar a ser un miembro muy activo de la logia, y al compartir el conocimiento dentro de la hermandad, podría también nutrirme de sabiduría y ser una influencia positiva en mi contexto social, sin embargo, quizá los masones no buscan estudiantes, sino trabajadores, pero realmente siento que deberían dar ciertas oportunidades, ya que muchas veces la institución es vista como un grupo de viejos por los jóvenes, pero no es así, se que no es así, se que la masonería cambia el mundo día a día, pero ese tipo de visiones como la que acabo de citar solo pueden ser cambiadas si tenemos influencias dentro de esos contextos, influencias como un estudiante, joven y con ideas nuevas, que puede provocar un impacto positivo tanto dentro de la logia como en el pensamiento que los jóvenes y nuevas generaciones tienen de esta.
    Reitero mis felicitaciones por el artículo, y me gustaría saber su opinión acerca de lo que acabo de plantear, para mi es un tema crucial y relevante.
    Saludos
    atte
    Mario Salazar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mario buen día y gracias por escribir. Te cuento que no es tan dificil ingresar a la la masonería. Lo único que tienes que hacer es acercarte a una logia masónica en tu localidad y solicitar ingresar. No es necesario redactar escritos ni tanta formalidad (ni secretismo) la masonería en el mundo actual es una institución mucho más abierta y sin tantas trabas, te recomiendo visitar la página de la United Grand Lodge of England para que veas qué tan abierta es hoy en día la masonería.

      También te recomiendo leer este artículo al respecto http://elblogdelmason.blogspot.mx/2016/07/como-ser-mason.html te puede ser de gran ayuda.

      Eliminar
  2. Hola buanas tardes eh leído bastante sobre la masonería y la gran importancia de sus adeptos en el mundo actual y debo sincerarme de decir que me encantaría entrar a una logia, pero desconozco la localización de alguna institución cercana a mi posición, yo me ubicó en ciudad Nezahualcoyotl en el estado de México, me encantaris que me pudieran decir en donde se encuentra la fraternidad más cerca ya que en verdad me encantaría unirme y formar parte de la Masonería

    ResponderEliminar
  3. Que bueno está el Blog "G"racias por compartir vuestra LUZ a todo el mundo que se interese en la orden,les mando un fraternal A3razo!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola muy buenos dias mi nombre es Oswaldo ortega 26 años de edad estudiante de odontología
    Desde los 22 años he tomado bastante interes por esta institución la cual he metido varias peticiones por correo la cual nunca me han dado repuesta por un lado lo entiendo ya que es una institución bastante secreta ....
    El dia de hoy acudo a este excelente blog a ver si por este medio me pueden orientar de alguna manera para poder postularme para poder ingresar a esta institución que por años he querido ingresar..
    Felicito de verdad a la persona que tomo un tiempo para realizar este excelente blog y nutrir a muchos de estas excelente palabras y excelente conocimiento...
    Les pido que por favor me orienten me guíe cualquier miembro que pertenezca a esta institución a donde me dirijo oh con quien puedo ser entrevistado para comezar dicho proceso para ser miembro de esta institución mil gracias y nuevamente felicidades a la persona que hizo posible este blog.!!!

    ResponderEliminar