¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

9 de octubre de 2016

La masonería te puede salvar la vida.

King George VI, former Grand Master Mason of the Grand Lodge of Scotland, with Scottish Freemasons

Con el paso de los años uno comprende que la asociación masónica puede padecer de los mismos problemas que aquejan a cualquier asociación de personas, desde malos hábitos, gente tóxica, hasta el hermano ladrón y embustero que tristemente se puede encontrar en nuestras filas. Sin embargo, la masonería posee una gran diferencia a las asociaciones comunes que se pueden encontrar en lo que nosotros llamamos "el mundo profano". 

Se trata de la fraternidad, esa enorme cadena que se encuentra extendida a lo largo y ancho del globo terráqueo y que tanto escuchamos hablar dentro de nuestros templos como uno de los ideales que tan incansablemente buscamos, quizás a modo de utopía. Lo cierto es que la fraternidad es un camino que no muchos logran comprender, (varios nos podemos subscribir) y que es sin temor a equivocarme, el aspecto más relevante que puede existir en la humanidad, el amor por el prójimo, la solidaridad con el resto, el bien por el bien y es por eso que el día de hoy en El Blog del Masón, les traemos el siguiente artículo: "La masonería te puede salvar la vida", esperamos que les agrade.

Antes de iniciar debo hacer la aclaración de costumbre: En este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones.

Sin más por añadir, ¡comenzamos!

Las sociedades secretas, grupo en el que se suele situar a la francmasonería, son por definición círculos cerrados en donde sólo unos cuantos logran ingresar, existen un gran número de teorías conspirativas respecto de lo que se hace dentro de las asociaciones de este tipo, sin embargo no hay que creerlas todas, quienes son masones estarán de acuerdo conmigo en que la masonería es una asociación mucho menos discreta de lo que nos gustaría a mucho; no entraré en debate de si esto es correcto o no, pero es una evidente ventaja para explicar lo que en las siguientes líneas expondré.

La asociación masónica como un mundo "Secreto" o fuera de alcance para el ciudadano "común" es una idea un tanto romántica que ha ido perdiendo vigencia con el paso de los tiempos y que sin duda supone un mar de mal entendidos, la realidad es que se trata de un grupo de personas de diferentes orígenes, formas de pensar, diversas ocupaciones y maneras de ver la vida, lo que configura a un grupo muy curioso de individuos que podría pensarse, no tienen un objetivo común (aparentemente).

Las Logias masónicas a lo largo de la historia han funcionado como lugares para la divulgación del conocimiento y el ejercicio del cerebro, lugares en donde el comerciante más modesto puede convivir con el exitoso empresario como iguales, se trata de una característica sin igual en el mundo común y corriente porque, seamos sinceros, es complicado imaginarnos que el joven de la tienda pueda, en condiciones normales, interactuar con el presidente de la cámara de comercio (es ejemplo no vayan a ir corriendo a averiguar si es masón). Esta particularidad de las logias masónicas es una de las tantas maneras de decirle al mundo: "Los títulos no hacen mejores a las personas" (consejo que aplica para nosotros los masones también).

Pero, ¿a dónde quiero llegar con todo esto? fácil, la masonería, la logia, la familia, los amigos, pueden ser el mismo grupo de personas. Finalmente quienes ingresamos a un grupo como la masonería somos personas, vamos a decir, "singulares" ahora que está de moda la película de Miss Peregrine, y ese grupo de personas singulares compartimos (dentro de todas nuestras diferencias) algo: "no encajamos en cualquier grupo". Somos seres que buscamos algo distinto, que crecimos con una forma de ver la vida que no todos comprenden y que al paso del tiempo y por cuestiones del destino caímos en la masonería. Lo cierto es que para muchas personas esto puede significar la salvación, la vida misma, el encontrar un motivo para vivir. 

Sin ir demasiado lejos, la masonería para un servidor se ha convertido en una pasión y en una forma de colaborar con la sociedad, es hoy por hoy, un mundo lleno de conocimiento esperando a ser aplicado para convertir este mundo destartalado en un sitio mejor para vivir. Si les contara mi experiencia (en algún punto lo haré) les diría que la masonería me ha dado amigos, familia, pareja y sobre todo felicidad. Eso, queridos lectores, no se puede comprar ni con todo el dinero del mundo. Entonces sí, la masonería ha salvado una vida y tal vez salve a más de uno que lee estas sencillas líneas.

Saludos cordiales.

Hemos llegado al fin de este artículo, no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que tenemos tienda en línea y que nos pueden seguir en FacebookTwitter y Google +

Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo y seguirnos en nuestras redes sociales.

Maestro Masón.

4 comentarios:

  1. “Somos seres que buscamos algo
    distinto, que crecimos con una forma de ver la vida que no todos comprenden y que al paso del tiempo y cuestiones del destino caímos en la masonería. Lo cierto es que para muchas personas esto puede significar la salvación, la vida misma, el encontrar un motivo para vivir.“ Hermoso este artículo QQHH, me a descrito tal cual.

    ResponderEliminar
  2. Yo puede decir que si la masoneria me salvo la vida. paso a relatar mi humilde historia para dar fe de lo dice en la nota, yo con cuarenta años recien muerto mi padre estaba con mucha deprecion por su falta en mi vida, porque un maestro en la vida profana llena de codigos y era mi espejo donde yo me reflaba. al perderlo me parecia que mi vida no tenia ni piso ni techo porque me decia a ciertas cosas laborables y de mi vida sentimental que si y a otras que no ,al perderlo esa falta de opinion de el me hizo perder el eje de mi vida y por ende tener una depresion .un amigo de la vida al verme tan triste me dice que el habia encontrado un lugar donde me podia hacer bien y bueno hice todo los pasos que hay que hacer y hace ocho años que mi vida cambio . disculpen si me excedi un poco ,pero siempre voy a estar agradecido a la orden donde encontre mis hermanos que siempre estan para apoyarme

    sin mas un M:.M:.



    ResponderEliminar
  3. ¡Muy buen artículo! Saludos desde Venezuela, un abrazo fraternal.

    ResponderEliminar