¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

30 de abril de 2017

¿La masonería es una religión?

Vitral de Hiram Abiff

Bienvenidos a una publicación más de El Blog del Masón, hoy traemos para todos ustedes un tema que ha causado mucho revuelo dentro de las logias que frecuentamos y es que algunos hermanos (sobre todo los más nuevos) se han preguntado si la masonería es o no es una religión, en respuesta a todos ellos y también para las personas que sin ser masones, tienen esta pregunta.

Antes de iniciar debo hacer la aclaración de costumbre: En este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones. También debo decir que debido a la naturaleza del tema que tocaremos el día de hoy, les debo pedir mucha apertura de mente, en ningún momento se ofenderá la postura de nadie respecto de las religiones, sólo se buscará el mayor entendimiento del tema.

Sin más por añadir, ¡comenzamos!

Primero valdría la pena hacer la distinción entre lo que es una religión propiamente dicha y lo que es la espiritualidad. Las religiones tienen como una de sus funciones principales, brindarle a sus fieles una interpretación de la creación desde un punto de vista particular, por lo tanto cada una de las religiones existentes tienen una base doctrinal propia y que en algunos casos se entrelaza con otras religiones de la misma "familia" como ejemplo tenemos el cristianismo, el judaísmo y el islam que parten de un origen más o menos similar. Las religiones además, cumplen un rol muy interesante dentro de la sociedad y es que tienen una gran influencia en el pensar y en el actuar de las personas en el lugar en donde tienen mayor presencia. De este modo la religión también proporciona una doctrina que si se sigue al pie de la letra, garantizaría la salvación. La mayoría de las religiones como las concebimos en occidente tienen elementos más o menos parecidos al infierno y al paraíso de los católicos, es decir, se cuenta con un premio y un castigo al final del camino. Como último eslabón en esta construcción que venimos haciendo, tenemos el tema de la deidad. No podríamos entender una religión sin una creencia en un ser supremo, cada una de estas religiones tiene una forma particular de llamar al ente o la energía que le da sustento, valor, credibilidad y mística a la religión de cada quién.

Ahora, ¿Será que la masonería es una religión? Ya veremos.

En cierto sentido encontramos elementos similares tanto en las religiones como en la masonería y es que no podemos negar que la masonería como institución creada por seres humanos de 1700, se debe ver influenciada por las ideas de las religiones predominantes en Inglaterra por aquellos años. De hecho podríamos considerar que la masonería y la religión han ido de la mano porque la primera no se opone a la segunda y en principio los ideales de la segunda no deberían oponerse a los de la primera, aunque a decir verdad lo hacen. La masonería cumple con la función de brindar un espacio para el perfeccionamiento de sus integrantes a partir de una idea nuclear: la fraternidad. Muchas religiones tienen este elemento muy arraigado, llegando al punto de considerar que los miembros de su comunidad lo son también de su familia, cuestión que es maravillosa como coincidencia pero no podríamos pensar que sólo por eso ambas son religiones.

Otro elemento a tomar en cuenta es que la masonería no impone a sus miembros una creencia en un Dios en particular, sí es cierto que dentro la masonería regular se exige la creencia en un ser supremo, pero no es importante el nombre de este o la manera en la que el futuro hermano le adora en su tiempo personal. Los masones tenemos un término genérico para nombrar al Dios de todos los presentes sin agraviar a nadie, este término es el Gran Arquitecto del Universo con las siglas G.A.D.U. A pesar de que tenemos este término, es importante mencionar que ese famoso GADU no existe, no es un sujeto en particular, más bien se trata de un simple término para referirnos a la deidad de cada uno de los participantes de nuestras asambleas.

La masonería tampoco exige de sus miembros una creencia absoluta en alguno de los preceptos que se enseñan en nuestros templos, por el contrario fomenta la crítica, la duda y la investigación, pues es el único modo de alcanzar la verdad. ¡¿Cuál verdad?! La de cada persona.

Por último tenemos el tema del paraíso y el infierno, los masones no contamos con estos elementos como en el caso de las religiones. Es verdad que en algunas jurisdicciones masónicas (en latinoamérica sobre todo) tendemos a crear ideas sobre un lugar llamado el "eterno oriente" que en teoría sería el lugar en el que un masón pasaría el resto de la eternidad, sin embargo en la masonería Anglosajona que finalmente es la creadora de esta institución (porque lamento decirles que la masonería no nació en Texcoco), este término no existe, por lo que deberíamos plantearnos la duda sobre si es correcto usarlo o nos vamos a escudar en la anquilosada visión de los famosos: "usos y costumbres" para defender ese lugar ficticio.

En conclusión, es posible que la masonería surgiera a partir de una estrecha influencia de la religión en Inglaterra y como una respuesta a los reclamos sociales por reconstruir el dañado tejido del pueblo inglés. También podemos decir que no es lo mismo hablar de religión y de espiritualidad, aunque la última se suscriba en la primera, ya que no podemos ser ajenos a las energías de nuestro entorno y por último es posible decir que la masonería no es una religión, es una forma de crecimiento humano con una fuerte influencia espiritual, por lo que no debería encontrarse en conflicto una con la otra, pero ese tema lo dejaremos para otra ocasión.

Hemos llegado al fin de este artículo, no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que tenemos tienda en línea y que nos pueden seguir en FacebookTwitter y Google +

Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo y seguirnos en nuestras redes sociales. 
Maestro Masón.